page contents

El término “infertilidad inexplicada” define la imposibilidad de las parejas de concebir y la del médico de explicar el porqué. Tal vez esta infertilidad sea más difícil de aceptar que aquella que tiene una causa y genera mucho estrés en la pareja. Los profesionales de la salud diagnostican a una mujer infertilidad inexplicada cuando los exámenes de infertilidad muestran que la ovulación ocurre sin ninguna anomalía aparente, las trompas de Falopio no están obstruidas y la cantidad de espermatozoides móviles de su pareja es adecuada.

Alrededor del 30% de los casos de infertilidad en las mujeres no puede explicarse.Una de las causas más comunes de infertilidad inexplicada es la edad. Las mujeres de 35 años o más tienen una mayor incidencia de este diagnóstico, y las mujeres mayores de 38 años tienen una mayor incidencia. En las mujeres mayores de 40 que todavía están ovulando regularmente, la infertilidad inexplicada es probablemente debido a los problemas de calidad del óvulo que no se determinan fácilmente.
Las pruebas que se suelen hacer antes de dar un diagnóstico de infertilidad inexplicada son:

•    El examen físico no muestra signos de anomalías en el útero, las trompas de Falopio o los ovarios.
•    Todas las pruebas de reserva ovárica muestran niveles normales de suministro del óvulo.
•    La histerosalpingografía (HSG o) muestra unos tubos normales de la cavidad uterina y de las trompas de Falopio.
•    El análisis de semen del hombre muestra cantidades adecuadas de espermatozoides sanos.
•    La actividad de la ovulación de la mujer es normal, o cualquier trastorno de la ovulación (como el síndrome de ovario poliquístico) han sido tratados con éxito.
•    Todos los análisis de sangre de ambos sexos muestran resultados normales.

El NICE (National Institute for Health and Care Excellence, UK) afirma que en el caso de infertilidad inexplicada mejorar el conocimiento de la propia fertilidad (fertilidad consciente) y el “expectant management” mejoran las posibilidades de concebimiento. El “expectant management” es un abordaje formal que sostiene el concebimiento a través relaciones vaginales no protegidas. Incluye una educación individual o en pareja para ofrecer información y consejos sobre cuál es el mejor momento para tener relaciones y cuáles son los cambios de estilo de vida que podrían favorecer el concebimiento. No incluye intervenciones terapéuticas, pero sí una labor de educación.

Hoy en día las parejas que no pueden concebir tienen a disposición diversas técnicas de reproducción asistida pero quizás, el desarrollo de estas técnicas haya llevado a una medicalización excesiva de la fertilidad. Hay que tener en cuenta que existen otros métodos que pueden incrementar las posibilidades de concebir y estos son los métodos de fertilidad consciente o de planificación familiar natural. Además, estos métodos de fertilidad consciente (o PFN) son muy bien aceptados por aquellas parejas que por razones varias prefieran no recurrir a técnicas de reproducción asistida. La llave de estos métodos es la identificación de la ventana fértil de la pareja.

Es fundamental educar a la mujer en el conocimiento de la fertilidad