page contents

En al menos una de cada cinco parejas que no pueden concebir, la infertilidad está relacionada exclusivamente con un factor masculino: ya sea tener muy pocos espermatozoides, unos espermatozoides que no funcionan adecuadamente o por problemas funcionales que impiden que los espermatozoides viajen hasta el aparato reproductor femenino. Sin embargo, los hombres no tienen signos evidentes de una reducción de la fertilidad en comparación con la irregularidad del ciclo menstrual de la mujer. Perder peso puede ser el factor de riesgo más modificable por parte del individuo para la infertilidad. Un estudio publicado en el 2006 se encontró que en los hombres con un sobrepeso de 13,5 kg la perdida de testosterona (hormona que tiene un papel importante en el desarrollo de los espermatozoides) se había acelerado unos 10 años. En términos prácticos esto significa un descenso de la fertilidad del varón, un mayor riesgo de disfunción eréctil, fatiga y libido baja. Muchos problemas de e fertilidad, tanto en hombre como en mujer,  están relacionados con una ingesta excesiva de calorías. la buena noticia para las personas obesas es que perder un 10% del peso mejora las posibilidades de concebir. Si eres hombre o mujer, no logras embarazo y tienen sobrepeso fija entonces tu primer objetivo: una dieta sana, una ingesta controlada de calorías para lograr un peso optimo para tu fertilidad y tu salud.